RETO “WRITING FROM THE SENSES” CAPÍTULO 2: SEEING IS BELIEVING

Hace poco compré un libro, se titula “Writing from the senses” (“Escribiendo desde los sentidos”), que consta de 59 ejercicios para despertar la creatividad, centrados en los cinco sentidos: vista, oído, olfato, gusto y tacto.

Quiero hacer dos ejercicios por semana: los martes y los jueves, y publicar lo que resulte, aquí.

SEGUNDO CAPÍTULO: VER PARA CREER

Este segundo ejercicio se trata de evocar un recuerdo visual de tu infancia, de crear un retrato con palabras; puedes contar una breve historia, sin embargo, lo que debe de predominar es la descripción de las cosas que veíamos, tiene que ser más que nada una descripción visual.

Hay dos variantes para este ejercicio:

  • El carro de mi padre.
  • Mi habitación de la infancia.

Pueden elegir el que más les evoque imágenes para hacer el ejercicio.

En seguida dejo el mío:

Mi habitación de la infancia está borrosa en mi mente. Recuerdo que tenía una alfombra de Daisy Duck que, tiempo después, nuestro pastor alemán destruyó. Recuerdo también que las dos camas ahí tenían cobijas de El Rey León color guinda que aún conservo. Pero no recuerdo de qué color eran las paredes, ni cómo era la puerta o dónde estaba la ventana.

Me gustaba coleccionar estampitas y, a pesar de que ya me habían dicho que no las pegara en la pared porque se llevarían la pintura, lo hacía, tenía un espacio encima de mi cabecera de cisnes reservado especialmente para pegar las estampas que conseguía; cada vez que encontraba alguna bonita, la cuidaba durante todo el día para llegar a pegarla en la noche a mi casa.

Pienso en esa cabecera de madera con cisnes tallados, que hasta hace poco todavía formaba parte del inmobiliario, pero no logro recordar si nuestra cama era matrimonial o individual y, por eso mismo, no recuerdo si mi hermana y yo dormíamos juntas o no. Bien pudo haber en ese cuarto dos camas individuales y nosotras haber decidido, aún así, dormir muchas veces en la misma cama, ¿o era más bien que siempre dormíamos en la misma cama pero yo sólo guardo ciertos recuerdos muy específicos?

Creo que tenía mi propia cama, y la ventana a mis pies, pues recuerdo muy bien una mañana en que desperté de mi más memorable pesadilla, y lo primero que vi fue la luz de la ventana iluminando mi mullida cobija guinda y a la ropa colorida que mi mamá doblaba sobre ella. ¿O era mi hermana mayor quien doblaba la ropa?

Las imágenes son borrosas y los recuerdos dispersos, pero si de algo me acuerdo bien es de la agradable sensación de luz y felicidad que viene al evocar aquella habitación.

Si quieres hacer el reto conmigo, estaré subiendo uno de los 59 ejercicios del libro “Writing from the senses” cada martes y jueves.

¡Anímate y comparte tus resultados conmigo!

Anuncios

Un comentario en “RETO “WRITING FROM THE SENSES” CAPÍTULO 2: SEEING IS BELIEVING

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s