INCONDICIONAL

El amor verdadero nunca termina

El amor verdadero sí existe.

Llegué a esa conclusión hoy.

Pero requiere de dos personas que no sean egoístas y que no desesperen, porque el amor verdadero pasa por muchas etapas y, antes que nada y más que todo, el amor real toma tiempo para construirse.

El “amor de tu vida” no es aquel que, en cuando lo conoces, te hace sentir mariposas en el estómago, sino aquel que conforme pasan los años, te hace darte cuenta de que lo que importa no son las mariposas por dentro, sino la cabeza del otro, descansando pacíficamente, por fuera. El amor real no nace a primera vista, se construye, y es aquel que soporta todo; es la persona que sabes que estará a tu lado de manera incondicional, aquel que te hace crecer, aquel que nunca se va, por más que se aleje.

Y no siempre lo llamarás esposo o novio, a veces lo llamarás amigo; pero eso no importará, porque al amor verdadero no le importa su título, todo lo que le importa es estar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s