BRUJA

Su cabello era negro, escarchado de agua azul.

Ella era una bruja, vestida siempre de tul.

Sus ojos rasgados me hablaban de eternidad

y su boca deliciosa nunca me dejaba escapar.

Boca de sirena, pero al final hechicera.

Mucho me lo advirtieron, que a ella no la quisiera.

Mi corazón quería devorar,

¿puedo culparla?

Lo mismo con su cuerpo quería yo realizar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s