¿Cómo arreglar la temprada 3 de Stranger Things?

Stranger Things 1 fue como un inesperado tren que nos arrolló con su genialidad. Entre toda la nostalgia ochentera y remakes que se estaban viendo venir, esta serie nos tomó a todos por sorpresa con su estética y planteamiento que remitía a los ochenta, pero con una trama original, subversión de expectativas, personajes bien delineados y un misterio lleno de intriga.

Dos años y dos temporadas después, Stranger Things dejó atrás sus días de gloria para convertirse en un producto más de Netflix, empresa que parece decidida a ordeñar a su vaca gorda hasta dejarla seca. Esta tercera temporada confirma lo que ya nos temíamos con la segunda: hay más preocupación con hacer más temporadas rápido (antes de que los niños crezcan, claro), que por hacer un trabajo con el cuidado y calidad por los que se caracterizó la primera temporada.

Así que, ¿qué salió mal?

Personajes

Son una caricatura de lo que alguna vez fueron. Ya no tenemos personas, sino caricaturas exageradas.

El más claro ejemplo son Joyce y Hopper, pero esto aplica para la mayoría de los otros personajes.

Joyce antes era una madre desesperada, considerada por los demás paranoica, pero decidida a encontrar a su hijo a cualquier costo, que de vez en cuando tenía alguna explosión de sentimientos justificada por la trama. Sus sentimientos eran complejos y realistas; era fácil como audiencia tomarla en serio.

Ahora es una solitaria madre soltera que grita para conseguir lo que quiere (y extrañamente lo consigue, aunque en los contextos en que lo hace, en la vida real eso jamás pasaría) y sus sentimientos de duelo jamás son explorados a profundidad, haciendo que se sienta como un personaje superficial y que nos preguntemos, ¿dónde están las consecuencias del traumático evento que vivió al final de la segunda temporada?

Hopper es, para mí, el peor caso. Pasó de ser un hombre rudo y serio, un policía no muy concentrado en su trabajo que se redime a través de su compromiso hacia el misterio de la desaparición de Will, un padre que perdió a su hija, que ve en Eleven una segunda oportunidad para ser padre, a ser una broma. En la tercera temporada, es un papá celoso ultra-macho, incapaz de estar feliz o a gusto en algún momento, con su juicio nublado por una ira irracional. Toda posible profundidad emotiva que pudo haber sido explorada en este personaje, que ya está acostumbrándose al día a día con Eleven, fue eliminada para convertir al personaje en un chiste.

Eleven y Max son adolescentes irracionales, Mike y Lucas son novios incapaces de comprender a las chicas o tener una sola conversación racional con ellas… así podría seguir y seguir, pero creo que entienden el punto.

Trama

No hay misterio.

Para el final del primer capítulo ya vimos exactamente qué está pasando, ya sabemos qué amenazas van a enfrentar nuestros héroes; no son amenazas nuevas ni misteriosas. No hay nada que los personajes vayan a descubrir que la audiencia no sepa ya, así que…¿por qué nos interesa?

Falta ese mágico elemento de misterio que hizo icónica la primera temporada, ahí tuvimos que esperar hasta el final de la temporada para saber exactamente qué había pasado y cómo.

Enemigos

Similar a mi queja de arriba, el problema aquí es la falta de novedad. Esta temporada tenemos versiones ¿mejoradas? de los mismos enemigos que en las anteriores.

  • Un gobierno
  • Un monstruo hambriento

Más sobre esto en el apartado siguiente…

Worldbuilding

En la primera temporada, este mundo parecía muy prometedor: parecía que estábamos apenas echando un ligero vistazo a un vasto mundo. Las temporadas 2 y 3 nos quitaron esa idea: no hay nada nuevo que descubrir, es un mundo sin profundidad, sin nada. El upside down no es nada más que una versión oscura y retorcida de nuestro mundo; no se ha avanzado en preguntas clave como: ¿por qué a los gobiernos les interesa?, ¿qué son los monstruos?, ¿por qué quieren atacarnos y matarnos? La motivación del monstruo en la primera temporada era clara: una bestia suelta buscando alimento. Para las temporadas 2 y 3, esperaríamos tener un idea más clara de qué buscan estos monstruos al entrar a nuestro mundo. Si la respuesta es que no buscan nada más que alimentarse (de forma cada vez más aparatosa), entonces me parece que no debería haber más temporadas.

En general opino que…

Es evidente que la historia no fue escrita para ser extendida. Los hermanos Duffer parecen haber tenido la idea de un misterio muy bueno, pero no parecen haber tenido las ideas suficientes para poder expandirlo: no saben qué es el upside down ni qué representa para la humanidad; tampoco saben a dónde quieren que lleguen los personajes, ni en qué quieren que se conviertan.

Creo que en su cabeza era una historia para una sola temporada.

¿Cómo arreglarla?

Pero si, aún después de una mediocre segunda temporada, Netflix te dice “toma dinero, continúa la historia”, claro que no vas a decir que no. Así que, si a fuerza teníamos que continuar, ¿cómo arreglamos los problemas?

  1. Haciéndolo misterioso. Que la audiencia, junto con los personajes, tenga que seguir el camino de migajas hasta descubrir la respuesta; aún si esta no fuera enteramente satisfactoria, haría la travesía mucho más entretenida: veamos a Billy actuando raro, pero sin saber por qué; tengamos la sub-trama de que Robin, Steve y Dustin, pero vayamos descubriendo junto con ellos que son los rusos quienes están detrás de los mensajes crípticos, sin que hayamos ya visto que son ellos.
  2. Haciendo a los personajes seres humanos reales y complejos. La primera temporada se caracterizó por esto, pero la tercera ya perdió esta característica por completo. Los creadores, en la primera temporada, quisieron hacer alusión a 3 tipos de películas de los 80: horror adolescente (Nancy, Steve y Barb), aventura de un grupo de niños (Mike, Lucas, Dustin y Eleven), misterio de persona desaparecida y búsqueda policiaca (Hopper, Joyce y Will); su objetivo era utilizar estas conocidas fórmulas y modernizarlas, hacerlas distintas, no cumplir con las expectativas de cada género. En esta tercera temporada quisieron volver a hacerlo: quisieron hacer una historia buddy cop (Hopper y Joyce), un romance adolescente (Mike y Eleven…quizá también Lucas y Max, pero no me lo parece) y una trama estilo “Los usurpadores de cuerpos” (Billy y compañía). Creo que en esta ocasión no supieron manejarlo, metieron los géneros sólo porque sería cool, las tramas no están bien cohesionadas, y el querer apegarse a cada uno de estos respectivos géneros hace que los personajes no se sientan como ellos mismos sino como (y ya lo mencioné antes) caricaturas.
  3. Eliminando subtramas innecesarias. Si alguien no es útil en la historia, relégalo a ser personaje de fondo. Claro, esto es difícil porque estamos hablando de que los actores son personas que necesitan esos empleos, además de que los fans de cierto personaje podrían quedar decepcionados. Pero en un mundo perfecto donde todo lo que importa es la historia, no tenemos que incluir a tooooodos los personajes y meter nuevos, sino realmente usar a los que se necesitan, punto.

¿Te gusta Stranger Things? ¿Te gustó la tercera temporada? ¡Comenta!

Otras entradas que te podrían interesar:

5 razones para ver Stranger Things

La falsa amenaza o por qué, desde el punto de vista narrativo, la saga Crepúsculo es deficiente

2 comentarios en “¿Cómo arreglar la temprada 3 de Stranger Things?

  1. L. Glez Miranda dijo:

    Coincido contigo. La primera temporada es infinitamente mejor que las 2 (no he visto la tercera por cansancio y porque la segundo no me gustó). Yo tengo mi propia teoría, basada en las declaraciones de los creadores de la serie.
    Stranger Things es un tributo a 2 de las historias más famosas del anime de las últimas década: Akira y Elfen lied. Varias escenas de la primera temporada son muy parecidas a escenas de estas dos series (Akira es una película) y todo el argumento de la primera temporada era una fusión notable de ellas. Hasta el último capítulo tiene el mismo final que el último capítulo de Elfen Lied, vamos a ver.
    Así que en este sentido, no la considero una serie original, ya que es un monstruo hecho con pegotes de otros creadores. Lo único fresco que tiene es, tal vez, la ambientación ochentera (música, vestuario…)

    Le gusta a 1 persona

    • jocllanosaneht dijo:

      Tienes toda la razón, olvidé por completo mencionar Elfen Lied. He visto que los hermanos Duffer niegan que se hayan inspirado ahí, pero se parece demasiado. Akira no lo he visto.
      La temporada 1, a pesar de no ser original, como tú mencionas, me parece excelente.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s