Cómo volver a enamorarte de la lectura en 5 sencillos pasos

¿A ti te pasó esto?

Yo solía leer mucho, apasionarme con los libros y las sagas. Desvelarme leyendo, llevar mis libros hasta a las comidas familiares. Sin embargo, poco a poco me empecé a desencantar de las fórmulas; cuando has leído mucho, empiezas a ver similitudes entre las historias del mismo género; comienzas a buscar cosas realmente excepcionales, pero la verdad es que, como lector, es una tarea difícil.

Coincidió con esta etapa de mi vida lectora, que empecé a tener menos tiempo libre y el internet nos absorbió. Las redes sociales se volvieron mi cosa preferida en las tardes de ocio y después llegaron Netflix y similares. Intentaba leer, pero había varias cosas que me desanimaban: me era difícil encontrar un libro que verdaderamente me gustara; mi capacidad de concentración se volvió muchísimo menor -cuando antes podía leer por horas seguidas, ahora me desconcentraba después de unos minutos; por último, me obligaba a continuar hasta el final con libros que no estaba disfrutando porque pensaba: “¿cómo voy a dejarlo a medias?” y eso hacía que ya no me emocionara ponerme a leer.

¿Esto se parece en algo a tu experiencia con la lectura?

Este año, volví a enamorarme de la lectura. Y no fue de la nada, me tocó echarle leña al fuego de nuestra relación.

Te comparto cómo lo hice, quizá algunos de estos consejos puedan ayudarte a ti a reencontrarte con este amigo fiel.

1. Leer audiolibros

Photo by Malte Wingen on Unsplash

Algunas personas consideran que esto es “trampa” y algunos estudios han mostrado que se comprende más al leer algo en papel, pero cuando se trata de ficción y entretenimiento, no hay gran diferencia.

Asi que, ¿por qué no darte la oportunidad de escuchar audiolibros? Son perfectos para esos momentos cuando estás haciendo tareas repetitivas que no requieren mucha atención: lavar trastes, trapear, cocinar, tu rutina del gym…

Hay muchísimos disponibles en YouTube, y también puedes contratar servicios como Audible o Storytel (yo tengo ese y es muy recomendable). Yo los escucho en inglés porque hay muchos más disponibles, pero cuéntame cómo es tu experiencia en español.

2. Cambia las redes sociales por los libros electrónicos

Photo by Priscilla Du Preez on Unsplash

Tenemos el hábito de tomar el celular en momentos de ocio y checar rápidamente nuestras redes sociales. ¿Cuántas veces haces esto al día?, ¿cuánto tiempo crees que le estés invirtiendo? Está estimado que pasamos casi 3 horas al día en el celular, ¿cuánto de esto es haciendo algo productivo?, ¿y cuánto es simplemente pasando el tiempo?

Si haces el hábito de, en lugar de ver tus redes sociales, abrir un ebook y leer un par de páginas, definitivamente estarías leyendo un poco más a diario.

3. Lee muchos libros al mismo tiempo

Photo by Nicole Honeywill on Unsplash

Aunque no creo en el multitasking, pienso que leer varios libros a la vez es algo completamente distinto. Es darle a tu cerebro algo para cada humor. Este mes estuve leyendo “Americanah” (una historia de amor) y “El libro del cementerio” (novela infantil con tema sobrenatural) al mismo tiempo. A veces estaba de humor para uno, a veces para otro.

La clave aquí es básicamente comenzar todos los libros que quieras, como un pescador que lanza muchos anzuelos al mismo tiempo, pero en cuanto uno te atrape, comprometerte a ya no soltarlo.

¡Hazlo sin culpa! Poco a poco irás terminándolos todos. Pero también date la oportunidad de hacer lo que dice el siguiente paso…

4. Deja los libros que no te están gustando

Parece que en el mundo de los lectores ávidos, dejar un libro a medias es sacrilegio. Tenemos que sacarnos esa idea de la cabeza.

Afortunadamente para mí, un profesor en la universidad nos dijo que, así fuera la obra cumbre de la literatura, si un libro no nos estaba gustando, no teníamos por qué terminarlo, y desde entonces me siento una persona más libre.

A menos que seas un crítico literario que debe leer por profesión, la lectura por placer no se trata de sufrir para terminar un libro…su nombre mismo lo dice.

5. Lee todos los días

Photo by Glenn Carstens-Peters on Unsplash

Finalmente, si hay algo que te va a ayudar a leer más, es hacer de ello un hábito. Simplemente mira esta increíble estadística:

Leyendo más o menos un libro por año, vas a leer aprox. 50 libros el resto de tu vida. Si lees 30 minutos todos los días, vas a leer 1,000.

¿Qué consejos lectores te gustarían a continuación? ¿Una reseña de la app Storytel? ¿Saber dónde consigo mis ebooks gratis? ¡Comenta!

¡Comparte en Pinterest!

Anuncios

Un comentario en “Cómo volver a enamorarte de la lectura en 5 sencillos pasos

  1. Juan Manuel Sarmiento Buelvas dijo:

    Era muy dado a la lectura, novelas literarias, revistas, periódicos, cuentos escritos y cuanto estuviera plasmado en las letras de todo lo que se pudiera lee, y de esta práctica nació un día el deseo por escribir y me convertí en el ESCRIBIDOR de la familia como me decían mis padres y hermanos. Empecé dibujando muñequitos a los cuales les anexaba escritos como emulando a los comic de las revistas, escribía historias y hasta vivencias de mi familia y en esa práctica fui adquiriendo alguna desenvoltura en esto de la literatura que empecé a escribir micro novelas que muchos leían y me daban su aprobación o desaprobación, que aun siendo negativa me gustaba porque me hacía notar que me leían y aunque no fue esa mi meta: me empezó a gustar la crítica positiva o negativa.
    Luego aparecieron las redes sociales y comencé a dármelas de escritor y a publicar en Facebook todo lo que escribía tratando de superar en cada escrito al anterior, para esa época no había videos en esas redes y los pocos que uno veía no eran tan bien ilustrados, pero a medida que fue avanzando el tiempo se fueron mejorando; con ello noté que mis lectores comenzaron a desaparecer, tal vez para dedicarse a ver, así de simple. Fue en ese momento que me di cuenta que tan gratificante para mí era sentir la satisfacción de saber que me leían, vi que muchos de mis lectores habían perdido la curiosidad de leerme y comencé a desencantarme hasta el grado que fui perdiendo ese deseo de plasmar en letras todo eso que un día me acaparó y me fue dando la soltura para escribir cada vez mejor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s