La mejor ficha de personaje

Trabajando como guionista en Knotion™, me toca crear muchos personajes, y tengo que hacerlo de forma rápida y eficiente.

Hace meses, dejé por aquí una guía de creación de personaje, MUY larga. Muy completa, es verdad, pero demasiado larga, tal vez incluso sólo necesaria para un personaje principal. Las fichas de personaje son una parte muy importante del proceso de planear una novela: te permiten conocer de forma completa y profunda a tu personaje, para que de ese modo se refleje en tu novela.

Después de ver numerosas fichas de personajes, extraje las características más esenciales, y aquí les traigo la que, para mí, sería la mejor ficha de personaje.

THEY HAD MET IN THE PARK BY HYDE ST. SCOTT NEEDED AN UMBRELLA

¿Crees que me faltó alguna característica?

¿Te parece útil esta ficha de personaje?

¡Comenta y comparte con tus amigos escritores!

Si te gusta lo que estás leyendo, ¡te invito a apoyarme en Patreon!, con una ayuda de un dólar al mes, ayudas a que este blog siga existiendo, ¡y puedes votar sobre el tema del artículo del mes siguiente! Te dejo aquí el link: https://www.patreon.com/ficcionologia 

Anuncios

Narrador en segunda persona

Como modo de celebración del que habría sido el cumpleaños número 87 de Carlos Fuentes, quise hacer una pequeña entrada en mi blog acerca del narrador en segunda persona.

¿Qué tiene que ver esto con Fuentes? Bien, muchos de ustedes ya lo sabrán, pero para quienes no, él tiene una breve novela llamada “Aura”, de amor y misterio, llena de metáforas acerca de la juventud, la vejez y el tiempo. Lo más particular, y lo que a mí me llamó la atención de este libro, allá en mis años de secundaria, fue que estaba escrito en segunda persona, creando un efecto muy peculiar del que en seguida les hablaré.

Ya conocemos los tipos de narrador: en primera o tercera persona, omniscientes, protagonistas, testigos, deficientes, y demás denominaciones. Sin embargo, hay un tipo de narrador del que se habla poco, y se utiliza aún menos: Narrador en segunda persona.

¿Cómo funciona?

Para hacer uso de este tipo de narrador, el escritor debe escribir como si el lector fuera su protagonista, es decir, se dirige a “ti”, por eso el nombre de narrador en segunda persona:

“Quizás Aura se dará cuenta y, después de la cena, subirá a buscarte.”

Utiliza dos tiempos verbales diferentes: presente y futuro.

El presente da una sensación de inmersión a la trama: eso que te están contando, está sucediéndote en este momento.

Recoges tu portafolio y dejas la propina.”

El futuro da una sensación de misterio, pues pareciera que el narrador sabe lo que está por sucederte.

“ella te dirá que amanece; se despedirá diciendo que te espera esa noche en su recámara.”

¿para qué se utiliza?

Con este tipo de narrador se crea automáticamente una sensación de juego de roles. Es difícil que un lector escape a este; desde el primer momento en que lee los verbos en segunda persona, el lector se siente parte de la historia.

Es perfecto para relatos de misterio, suspenso e inclusive terror, para provocar, no un miedo por lo que pueda pasarle a alguien más, sino miedo por lo que me está sucediendo a mí mismo. Conviertes a tu lector en tu protagonista.

En pocas palabras, el narrador en segunda persona tiene un gran peso psicológico. Esto podría parecer una gran ventaja, y tal vez quieras hacer uso de este desde ahora para incolucrar a los lectores, sin embargo, es un modo de escribir que toma mucha práctica antes de lograrse de forma óptima, no es fácil mantener el impacto de la primera impresión.

TIPS

1. Ambientación

Crea un buen ambiente, en el que el lector pueda sentir que verdaderamente está ahí.

2. Evoca a los sentidos del lector

Lo más importante es hablar de sensaciones, decirle a tu lector exactamente qué le provocan las cosas a su alrededor. Utiliza los cinco sentidos: qué ve, qué escucha, qué toca, qué huele, qué prueba.

¿Te gusta este tipo de narrador? ¿Te animaste a escribir tu propio cuento en segunda persona? ¡Comenta!

Si te gusta lo que estás leyendo, ¡te invito a apoyarme en Patreon!, con una ayuda de un dólar al mes, ayudas a que este blog siga existiendo, ¡y puedes votar sobre el tema del artículo del mes siguiente! Te dejo aquí el link: https://www.patreon.com/ficcionologia 

LA FALSA AMENAZA o Por qué, desde el punto de vista narrativo, la saga “Crepúsculo” es deficiente

El alma de toda historia es el conflicto. Sin este, no habría nada qué contar; personajes estáticos rara vez atrapan la atención de un lector.

Sin embargo, pueden suceder cosas sin que pase nada, y Stephenie Meyer ha hecho de esto una forma de vida. ¿Cómo lo logra? Todas las novelas de la saga “Crepúsculo” tienen la misma estructura:

  1. Todo está en calma.
  2. Se nos presenta un conflicto.
  3. Los personajes se preparan para enfrentar este terrible conflicto, que promete ser mortal, devastador.
  4. Se crea una gran tensión al rededor de este conflicto y…
  5. Al final todo se resuelve casi como por arte de magia.

La amenaza ni siquiera se alcanza a vislumbrar, y el tan esperado clímax jamás sucede, pues la solución llega abruptamente, sin que los personajes deban esforzarse en lo más mínimo.

El más claro ejemplo de lo anterior se encuentra al final del último libro de la saga, cuando la batalla épica de los Cullen contra los Vulturi jamás llega a darse. En la película, por lo menos se muestra esta batalla, pero en el libro sólo se nos dice que en la visión de Alice Hale los Vulturi son vencidos, y la autora procede a contarnos que no sucede…NADA. Esta fue la falsa amenaza que más evidentemente dejó insatisfechos a quienes se acercaron a estos libros, sin embargo, la saga está repleta de ellos de principio a fin: Edward terminará por comerse a Bella, FALSO; James matará a Bella, FALSO; los Vulturi son una amenaza, FALSO (¡esos personajes jamás hicieron nada más que estar ahí parados fingiendo que eran peligrosos!); los neófitos son casi imposibles de vencer, FALSO; tener sexo con Edward lastimará a Bella, FALSO; el bebé es un peligro, FALSO; Renesmee va a morir pronto porque crece demasiado rápido, FALSO…podría seguir enumerando cosas, pero creo que comprenden el punto.

A pesar de tener a personajes no muy atrayentes, Stephenie Meyer es buena construyendo tensión, sin embargo, es terrible para dar un buen clímax; pareciera como si quisiera que sus personajes vivieran peligros y aventuras pero, al final del día, siguieran con su cómoda vida; pareciera temerle a enfrentarlos a una amenaza verdadera que pudiera incluso matarlos. Si las cosas suceden, sucede el cambio, la evolución de los personajes…y es a eso a lo que Meyer parece temerle.

En mi opinión, estas falsas amenazas son una característica que, de haber sido omitida, habría hecho de estos libros y sus respectivas películas algo más agradable y mejor construido. Para mí, esta es, junto con la falta de desarrollo de personajes, una de las mayores deficiencias de la saga.

En resumen: creo que la saga “Crepúsculo” pudo haber sido mejor de haber contado con clímaxes adecuados y, sobre todo, si hubiera momentos en los que en serio temiéramos por la seguridad de los personajes. Personajes invencibles (que son con los que contamos en esta saga), carecen de razones por las cuales interesarse en ellos…pero de esto puedo hablarles en otra ocasión.

¿Aún recuerdas la saga Crepúsculo? ¿Qué deficiencias notas tú en ella? ¡Deja tus comentarios!

Si te gusta lo que estás leyendo, ¡te invito a apoyarme en Patreon!, con una ayuda de un dólar al mes, ayudas a que este blog siga existiendo, ¡y puedes votar sobre el tema del artículo del mes siguiente! Te dejo aquí el link: https://www.patreon.com/ficcionologia 

Creación de un antagonista

Hola, queridos seguidores.

Para aquellos que me siguen que están interesados en la escritura, les traigo la traducción de una gráfica de creación de antagonistas.

Al hacer un antagonista digno para tu héroe, es importante que establezcas si quieres que este sea una persona común y corriente, con emociones y comportamientos similares a los de tu protagonista, o si quieres que sea un ente inhumano y abstracto, que ni siquiera sea tangible y se encuentre dentro del mismo personaje principal.

Aquí el gráfico con ejemplos para ayudarte a decidir qué tipo de antagonista quieres crear:

a267282de3cfc365dd599194e283ade1 trad

Les dejo también el original el inglés:

a267282de3cfc365dd599194e283ade1

¡Espero les sea de ayuda!

¿Qué tipo de antagonista es tu favorito?

Si te gusta lo que estás leyendo, ¡te invito a apoyarme en Patreon!, con una ayuda de un dólar al mes, ayudas a que este blog siga existiendo, ¡y puedes votar sobre el tema del artículo del mes siguiente! Te dejo aquí el link: https://www.patreon.com/ficcionologia 

Creación de personajes

La importancia del personaje

¿Por qué nos importan las historias?

¿Alguna vez has leído un libro cuya historia no estaba tan mal y el mundo en el que se desarrollaba estaba bien construido…pero que no te atrapó?, ¿te has puesto a analizar por qué?

Las historias nos importan porque queremos saber cómo viven otros la experiencia de ser humanos. Inclusive cuando las historias tratan de animales o extraterrestres, estos curiosamente tienen características muy humanas. En realidad no nos importan tanto las cosas que le suceden a los personajes, sino cómo estos personajes reaccionan ante ellas; cómo celebran sus victorias y enfrentan sus retos.

Si las historias fueran un tren, el conflicto sería el motor: la historia no se mueve sin conflicto. Pero, ¿qué es aún más importante que el motor?: el conductor. El motor no es nada por sí mismo, sólo un montón de metal, necesita de alguien que lo accione.

Un lector no se va con cualquier personaje, necesita razones para seguirlo, para que le importe todo lo que está sucediendo. ¿Cómo vuelves al conductor de tu historia, alguien digno de seguir? Fácil: lo construyes majestuosamente y después lo haces congruente durante toda la historia. El objetivo de darle una personalidad y características bien definidas, es para que tu lector la sienta como humana y pueda identificarse con ella (o él); lo más importante para lograr esto, es la congruencia: que podamos ver los aspectos más importantes de su personalidad y que estos no cambien convenientemente de acuerdo a las necesidades de la trama.

Antes de crear a tu personaje, recuerda:

  • Todas sus características deben servirle a la historia, reforzar lo que quieres decir con ella. No le des características sin razón.
  • Dale defectos a tu personaje.
  • Asegúrate de que sus defectos sean verdaderos y tengan el potencial de crear conflicto y situaciones interesantes dentro de la historia. Si el defecto de tu personaje es que no sabe bailar, pero tu libro es una aventura espacial, dudo mucho que tal defecto llegue a tener graves consecuencias para la trama (…o no lo sé, ¡pásame tu novela de bailarines espaciales!).

Y bien, finalmente, aquí la guía definitiva de creación de personajes:

creación personaje

Si te pareció útil, ¡comparte esta imagen en Pinterest!

 

¿Qué característica crees que hizo falta?, ¿o qué consejo nos darías tú para la creación de personajes?

¡Comenta y suscríbete a mi blog para recibir los mejores consejos de escritura!

Si te gusta lo que estás leyendo, ¡te invito a apoyarme en Patreon!, con una ayuda de un dólar al mes, ayudas a que este blog siga existiendo, ¡y puedes votar sobre el tema del artículo del mes siguiente! Te dejo aquí el link: https://www.patreon.com/ficcionologia 

 

Para una ficha de personaje menos compleja, visita La mejor ficha de personaje.

Para más consejos de escritura, te invito a visitar:

CONSEJOS PARA ESCRITORES: Muestra, no cuentes.

Screen-Shot-2013-11-20-at-3.24.03-PM

No me digas que la luna está brillando; muéstrame el destello de la luz sobre cristal roto. -Anton Chekhov

Hola, queridos seguidores!

El día de hoy vengo a compartirles un video donde doy unos cuantos consejos de escritura, en este caso referente al tema de “mostrar, no contar”.

Por supuesto, lo que quiero dar a entender con este video no es que aburran a su audiencia con “capítulos de relleno” ni situaciones iniciales interminables, sino que le den a estas situaciones, el suficiente tiempo como para que gesten un interés en el lector.

¿Has aplicado el “muestra, no cuentes”?, ¿qué consejo le darías a otros escritores para que lo apliquen?

Si te gusta lo que estás leyendo, ¡te invito a apoyarme en Patreon!, con una ayuda de un dólar al mes, ayudas a que este blog siga existiendo, ¡y puedes votar sobre el tema del artículo del mes siguiente! Te dejo aquí el link: https://www.patreon.com/ficcionologia