Cómo autopubliqué mis libros

En 2015 yo y mi entonces colectivo, Los Dragones Mecánicos, nos embarcamos en la aventura de autopublicar nuestros libros.
Para todas las personas que me han preguntado al respecto, aquí está cómo lo hice yo (mis compañeros de colectivo siguieron distintos procesos) en México. La información está actualizada para el 2020.

Pasos para autopublicarte.

  1. Lectores beta: antes de comenzar el proceso, deja que tu trabajo tenga su primer contacto con el mundo. Elige a una o dos personas de confianza que crees que te podrían dar retroalimentación útil. Pueden ser amigos que amen leer, o que escriban. Si puede ser un experto en tu género o tema, ¡qué mejor!
  2. Dale a tu texto una manita de gato: ya sea tú de forma independiente, o contratando a alguien. Puedes buscar a algún escritor/lingüista local que provea esos servicios, o preguntar en una imprenta local si ellos lo hacen.
  3. Derechos de Autor: antes de poner tu texto allá afuera, debes estar segura de que tienes los derechos de autor en orden. No es muy común que le copien a uno sus ideas, pero mejor prevenir que lamentar. Aquí el link para todo lo que necesitas para registrar tu obra ante Indautor.
  4. ISBN: El Número Estándar Internacional de Libros (ISBN por sus siglas en inglés) es un número único que tiene cada libro para su venta internacional; se utiliza para la información del código de barras. Muchas imprentas locales los tramitan, o tú puedes emitir los tuyos si formas tu propia editorial y la inscribes en el Padrón Nacional de Editores; si estás en un grupo de escritores, esto puede ser una buena forma de que todos publiquen sus títulos como colectivo pero, si no, probablemente sea más eficiente que realices el trámite con un grupo que ya esté inscrito. ¿Cómo lo hice yo? Conseguí un ISBN gratuito con la empresa de autopublicación lulu ¿qué implica esto? lulu aparece como mi casa editorial. Tienes que generar un ISBN por cada edición; si tienes versión impresa y electrónica del mismo libro, cada una debe tener su propio ISBN. Kindle Direct Publishing (KDP) de Amazon te ofrece ISBNs gratis únicamente para tus libros impresos.
  5. Dale formato a tu libro y portada: contrata un diseñador; yo hice las portadas de dos de mis libros, así como el formato de impresión para los tres que autopubliqué. Créeme cuando te digo que, si tienes los medios, contrates a un diseñador. Sin embargo, si no te es posible pagarlo, puedes hacer tus archivos y tu portada tú mismo; la imprenta con la que trabajes debe poder darte especificaciones de márgenes, tamaños, tipografía, página legal, etc. En caso de que decidas solamente publicar de forma electrónica, puedes encontrar muchas guías en internet, y el servicio con el que decidas vender tu libro usualmente te da las guías que necesitas. En caso de que decidas hacer tu propia portada y (como yo) no sepas nada de diseño o ilustración, puedes comprar fotos e imágenes en 123rf, y usar Canva. Si sabes algo de diseño, y tienes experiencia con InDesign, Adobe Photoshop o Adobe Illustrator, puedes hacer algo mucho más bonito y elaborado. Una buena portada y formato profesional hacen una enorme diferencia. Pueden notar en seguida para cuál libro contraté a Julia Llanos para diseñar mi portada (es WEATHERMAN, por si quedaba la menor duda).


  6. ¿Ebook o libro impreso? El ebook tiene la ventaja de no tener inversión inicial. Sin embargo si, como yo, no tienes idea de marketing digital, te será muy difícil posicionarlo. En mi experiencia personal, lo mejor que se puede hacer con un libro autopublicado es ir a venderlo tú mismo y que la gente te conozca, ya que es difícil convencer a alguien en internet de comprar la obra de un autor desconocido mientras que, en persona, puedes convencerlos mostrándoles tu pasión y conocimiento del tema, hablándoles de cómo lo escribiste o publicaste; son detalles que atrapan y que es difícil ver en línea. Si tienes la posibilidad de imprimir algunas copias, sal tú misma a venderlas; recomiendo buscar una editorial o imprenta local para hacerlo; hay algunas que te venden desde 20 ejemplares. Si esto no es posible para ti, puedes usar el servicio de Impresión bajo demanda de KDP, así no arriesgas pérdidas. La desventaja es que, a menos que tú mismo los compres, no tendrás los libros en la mano si vas a eventos; por más que te digan que sí van a comprarlo cuando lleguen a sus casas, es difícil que la gente, con sus vidas ocupadas, lo vaya a hacer. Si sabes sobre marketing digital, entonces quiero yo tomar consejos de ti por favor; ¡ilumínanos a todos en ese oscuro arte! Pobablemente tienes las herramientas para vender tu libro en formato digital.

¡Y listo! Así se autopublica un libro. Comenta cualquier duda que tengas, y suscríbete para más consejos.

Comenta si quieres saber cómo le hice para vender 200 copias de mis libros después de autopublicarme (parece fácil, pero no lo es).

También te puede interesar:
Soy Escritor y Ya No Quiero Ser Autopublicado
Tu Guía Definitiva de Bosquejo de Novelas
Creación de Personajes

Si te gusta lo que estás leyendo, ¡te invito a apoyarme en Patreon!, con una ayuda de 3 dólares al mes, ayudas a que este blog siga existiendo, ¡y puedes votar sobre el tema del artículo de la semana! Te dejo aquí el link: https://www.patreon.com/ficcionologia 

Soy escritor y ya no quiero ser autopublicado (Una guía)

Hace tiempo escribí acerca de la editorial “Grupo Rodrigo Porrúa”. Básicamente sobre que no son una editorial muy buena y no conviene publicar con ellos (lee más aquí).

Tras eso, recibí numerosos mails y comentarios preguntándome qué podían hacer para ser autores publicados sin rechazaban una oferta tan jugosa y relativamente fácil de “Grupo Rodrigo Porrúa”.

Ahí les va mi respuesta.

1.- Participa en concursos

Los concursos son una de las mejores puertas a convertirte en publicado. Ya sea de cuento o novela, muchísimos concursos no sólo dan un premio que involucre dinero, sino que también te publican (en una antología o un tiraje de tu novela, según sea el caso).

Muchas veces, incluso cuando no se es ganador, las editoriales le echan el ojo a las buenas propuestas, y puede que publiquen a algunos de los finalistas.

¿Dónde buscar concursos?

Escritores.org es mi fuente más confiable, tiene todos los concursos en lengua española tanto de Latinoamérica como de España. Dale una ojeada. No tendrás pretexto para no enviar, hay una cantidad enooorme de concursos.

Y de paso también te dejo mis consejos para ganar el concurso de Premio Fantástico “Amparo Dávila”, así te preparas para el año que viene.

2.- Envía manuscritos a editoriales pequeñas

Probablemente hay editoriales pequeñas en tu estado. Y puedes buscar algunas en internet. La mayoría, además de tener concursos (de donde suelen sacar a escritores para títulos nuevos), también reciben manuscritos. En realidad, sólo hay una que yo les puedo recomendar porque un colega mío (Alan Flores) publicó ahí y está muy feliz.

Esa editorial es la Editorial Endira. ¡Envíales tu manuscrito!

3.- Consigue becas artísticas

Las más populares son las del FONCA y de la FLM.

Para la primera debes presentar un proyecto artístico en el que trabajarás por un año y ellos te apoyan con una cantidad de dinero mensualmente. Al final de ese año, debes presentar un proyecto artístico finalizado. La dificultad está en presentar un proyecto lo suficientemente atractivo para los jueces.

La beca de la FLM es distinta, en esta debes mudarte al Distrito Federal y, en la fundación, recibir talleres de escritura por parte de diferentes personalidades literarias. Al mismo tiempo, debes desarrollar un proyecto literario. Ah, ¡y claro!, recibirás una mensualidad durante un año.

Normalmente, ganarte una beca de este tipo te garantiza muchas ofertas de trabajo posteriores. Así mismo, te da renombre como escritor, lo cuál ayuda mucho al momento de presentar un manuscrito a una editorial grande.

¡Prepárate para presentarte en las convocatorias del 2017!

4.- Haz un grupo de escritores

La historia me respalda con esto. Si vemos las biografías de escritores reconocidos, podemos darnos cuenta de que la mayoría pertenecieron a grupos artísticos de su época; se conocían entre ellos, hacían reuniones, se ayudaban…

La unión hace la fuerza. Únete a amigos escritores independientes que tengas. Hagan eventos, ventas de libros, etc. Hacer las cosas solo, cuesta trabajo…hacerlas en conjunto, por lo menos es más divertido.

Los grupos artísticos llaman la atención del público, y es más fácil que consigan cosas como apoyos de gobierno. Así mismo, los fans de tus amigos pueden conocerte, y viceversa.

Uno de los mejores ejemplos que tengo de grupos mexicanos de escritores actuales que son exitosos, es el EICAM, ¡checa lo que ellos hacen!

¡Haz tu colectivo! Si no se vuelven el grupo más popular de su ciudad…¡por lo menos se divertirán!, lo garantizo.

5.- Envía tu manuscrito a editoriales grandes

Claro, siempre queda la última opción: arriesgarse y mandar manuscritos a grandes editoriales…aunque sin el respaldo de concursos y becas ganados, es difícil que te acepten un manuscrito. Lo que más les preocupa a las editoriales es que haya ventas; y entre más títulos le puedan presumir a sus escritores, es más fácil que vendan libros.

636020481887853253-937232479_tumblr_static_tumblr_static__640-2
Photo by David Klein on Unsplash

Mi conclusión: hazte un nombre poco a poco. Ser un escritor publicado no se trata de que un día un cazatalentos te descubra y de la noche a la mañana tu libro sea un best-seller, sino más bien de escalar y de ir consiguiendo logros “pequeños” (pequeño, relativamente, porque nada de esto es pequeño).

Acumulando estos logros, es como las editoriales grandes irán notándote.

¡Ánimo, amigo escritor!

¿Eres escritor?, ¿quieres que te publique una editorial?, ¿qué otros consejos nos darías tú?

Te puede interesar:
Cómo Autopubliqué mis Libros

Si te gusta lo que estás leyendo, ¡te invito a apoyarme en Patreon!, con una ayuda de un dólar al mes, ayudas a que este blog siga existiendo, ¡y puedes votar sobre el tema del artículo del mes siguiente! Te dejo aquí el link: https://www.patreon.com/ficcionologia 

Comparte en Pinterest

SOY ESCRITOR Y YA NO QUIERO SER AUTOPUBLICADO (UNA GUÍA)