SONRÍE

Me di cuenta de que últimamente no sonrío para las fotografías. Tienen que tomarme desprevenida para que yo exhiba una genuina sonrisa de oreja a oreja. Y no es porque no sea feliz, al contrario, la mayoría de las veces estoy en situaciones de mucha felicidad.

¿Por qué no sonrío? Por un afán de estética y perfección. Porque mis dientes no son perfectos, y porque, si sonrío, mi rostro se vuelve redondo, mis ojos pequeños y mi expresión se convierte en cómica. Y yo quiero tener ojos gigantescos, rostro afilado, quiero que al mirar esa fotografía, todos puedan decir “qué bonita”.

Me entristece. Lo vemos constantemente: poses bien practicadas, ángulos estratégicos, el amigo que nos dice “¿puedo cambiarme de lugar?, este no es mi lado bueno”. Soy culpable, todos somos culpables. La era digital nos ha vuelto más conscientes de nuestra imagen hacia el exterior, nos ha vuelto mucho más controladores sobre todo aquello que proyectamos. 50 selfies antes de tener la foto de perfil perfecta; “repite la foto, no salgo bien”. La fotografía ya  no se trata de capturar el momento, sino de prefabricarlo de tal manera que, al mostrárselo a otros, parezca perfecto y nosotros, en él, inmaculados.

Quiero hacer, no un llamado ni una exigencia, más bien una invitación. La próxima vez que alguien vaya a tomarte una fotografía, no pienses en verte perfecto, tan sólo mira a la cámara con sinceridad, deja que la lente capture el verdadero momento; no tomes miles de fotos del mismo momento, ni 50 selfies; una sola selfie, una sola foto, pero que en ella contenga todo lo que sentiste, y te haga sonreír al mirarla.

Quiero sonreír cuando me toman una fotografía.

Anuncios

¿Por qué la sobre-sexualización de las mujeres en los cómics es dañina? – SOULKEEPERS cómic

Mi Reseñando Ando de este mes es sobre un cómic mexicano: Soulkeepers. Me encantó y me fascinó, pueden verlo en el video:

Sin embargo, por más que me haya gustado, no puedo exentarlo de tener una sobre-sexualización de los personajes femeninos, como muchos cómics lo tienen. No estoy hablando de senos y traseros enormes (un cuerpo muy voluptuoso es igual de válido que un cuerpo muy musculoso); hablo de lenguaje corporal, de tomas y poses. Si comparamos el lenguaje corporal de los hombres y de las mujeres en los cómics, la sexualización se vuelve obvia.

De hecho, en Soulkeepers podemos encontrar variados ejemplos de esto, en el personaje de Amanda, un personaje principal, una doctora con el poder de sentir a los soulkeepers:

IMG_7000
IMG_7002
IMG_7009
IMG_7005
IMG_7001
IMG_7006

¿Por qué se da?

Todo producto tiene un público meta. Esto no significa que no sea adecuado para otras audiencias, significa que, como producto, fue diseñado para ciertas personas en específico. ¿Para quién están diseñados los cómics? Hombres adolescentes heterosexuales, y las chicas exhuberantes atraen a ese tipo de público.

¿Por qué esto atrae a los chicos adolescentes?

¿Es porque los chicos adolescentes son animales hormonales incapaces de controlar sus impulsos sexuales? Por supuesto que no. Es porque la sociedad les vende desde muy temprana edad que deben aspirar a las mujeres de forma sexual y este tipo de personajes les representa un estímulo porque han aprendido socialmente que así debe de ser.

¿Por qué es dañino?

El cuerpo humano es natural. Todos estamos desnudos debajo de la ropa, ¿qué hay de perverso en ello? A pesar de lo natural que el cuerpo es, hay una realidad irrefutable: la desnudez y la figura del cuerpo femenino no representan para nuestra sociedad, lo mismo que la del hombre. El cuerpo de la mujer es constantemente sexualizado para el disfrute del espectador masculino.

La desnudez femenina pareciera ser siempre sexual. Todo lo que involucre al cuerpo femenino, parece no poder deslindarse de lo erótico o, peor, lo pornográfico.

Esto es malo porque genera aceptación social de una idea que, en lo personal, como mujer, me duele: que el cuerpo femenino existe sólo para que el ojo del hombre pueda verlo con lujuria.

Parece una idea tonta, pero los medios de comunicación no sólo reflejan esta idea, sino que a refuerzan; hacer más fuertes ideas de este tipo desencadenan muchos problemas: acoso callejero, el hecho de que a las víctimas de violación se les haga de algún modo responsables de lo que les pasó por el “modo en que iban vestidas”; el hecho de que uno no pueda salir en ropa fresca aún cuando hace mucho calor sin sentir las miradas de las personas en la calle, el slut-shaming, etc.

Eliminando la sexualización de la mujer en los cómics no eliminamos el problema…pero es un comienzo.

¿Ya leíste Soulkeepers?, ¿qué opinaste?

¿Piensas que la sexualización de la mujer en los cómics -y en general-?, ¿es un verdadero problema?, ¿o te parece que exagero?

¡Comenta y sígueme para más reseñas y opiniones!

Día de la mujer

Hoy te escribo para recordarte que puedes ser lo que quieras.

Bonita, fea, gorda, flaca, mala, buena, promiscua, recatada, agresiva, pacífica, delicada, ruda…mientras sea eso lo que verdaderamente deseas ser.

Recuérdate a ti misma que eres un ser humano, ni más ni menos que ellos, sino exactamente igual.

Recuerda, no dejes que te dicten cómo debes actuar o reaccionar, qué debes usar, qué te debe gustar. Sé libre, y no le des más que oídos sordos a todo el que quiera arrebatarte esa libertad.

El mundo es tan tuyo como de ellos, exige lo que por derecho te pertenece, y no te preocupes cuando te cierren las puertas: tú naciste con todas las llaves.

Porque a veces el mundo parece olvidarse de que eres mucho más que una muñeca fabricada para su deleite,  hoy te escribo para evitar que te convenzan de que lo eres.

Photo by Thought Catalog on Unsplash

DESNUDEZ

intelligence is sexy

La inteligencia es sexy.

¿Qué opinan de esta imagen?

¿Atenta contra su moral y sus buenas costumbres? ¿Sus ojos pudorosos se estremecen al mirarla?

En lo personal, me parece una imagen inocente; apela a la sensualidad, por supuesto, pero de un modo real, natural, no me parece pornográfica o grotesca, al contrario, creo que es una imagen muy bella y que retrata una realidad, no una fantasía misógina.

Pero al parecer, a Facebook le ofende.

FB

Los sistemas de seguridad de Facebook bloquearon esta imagen cuando intenté subirla.

En cambio cuando, para probar, intenté subir estas imágenes, pasaron sin problema:

hombre leyendo desnudo read-naked

No creo que el contenido de ninguna de las tres fotos que acabo de poner en la entrada sea ofensivo, grotesco o pornográfico: son simplemente imágenes de seres humanos desnudos.

i-bet-youre-naked-under-your-clothes-fuckin-slut

Apuesto a que estás desnudo bajo la ropa, maldito promiscuo.

Pero, ¿por qué al Facebook le ofende tanto el torso desnudo de una mujer? Mucho más que, al parecer, cualquier parte del cuerpo del hombre desnuda. Vivimos en una sociedad que hace ver el cuerpo desnudo del hombre como algo normal, algo, sí, que ocultarse, pero no pareciera un pecado tan grande el mostrarlo, mientras que un poco de desnudez femenina es considerada sucia, inapropiada, automáticamente pornográfica. A una niña la enseñan a taparse, a cuidarse de no mostrar nada. A un niño lo educan para mirar a una mujer que muestra algo de piel, de manera sexual sin excepción (ejemplo de primera mano y reciente: mis alumnos de tercero de primaria [que tienen entre 8 y 10 años] riendo traviesamente y diciéndose los unos a los otros que cambiaran su libro a tal página porque ahí había una niña en traje de baño).

¿Mi deseo? Que podamos vivir en una sociedad donde ninguna desnudez sea sucia, donde no nos ofenda tanto nuestro propio cuerpo. Sé que eso es imposible, y que el pudor es algo muy arraigado a nuestras costumbres, más en las de nosotros los mexicanos, así que simplemente desearé que llegue el día en que yo pueda andar por mi casa sin playera ni brasier, sin tener que andar escondiéndome de mi familia.

¿Qué opinan del baneo selectivo de Facebook? ¡Comenten!

Alza la voz. Acoso callejero

El día de hoy me atreví a hablar.

Iba caminando por la calle y un chico, supongo que debido a mi cabello de dos colores y mi tipo de vestimenta del día de hoy, me gritó “punk” desde un automóvil en movimiento.

Por supuesto, esto ha sido poco, prácticamente inofensivo frente a otro tipo de cosas que me han dicho en la calle, pero no debe pasar desapercibido. ¿Por qué una persona desconocida se siente con el derecho de gritarme cosas en la calle?

image
Photo by Mihai Surdu on Unsplash

Había un poco de tráfico, así que, tras una fila de automóviles, el auto en el que venía este chico, del cual era copiloto, se detuvo un poco más adelante de donde yo estaba.
Sin ser grosera, sin ser agresiva, comportándome simplemente inquisitiva, le pregunté “¿por qué le gritas a las muchachas en la calle?”; su reacción automática fue confusión, se notó en su rostro que jamás se imaginó una situación así tras hacer su broma inofensiva. Inicialmente no supo qué decir, pero después de unos segundos me dijo, desafiante: “nada más” y yo le pregunté si hacía las cosas sin razón, como un animal, por instinto. Agachó la mirada y, apenado, me pidió perdón.

Sinceramente, espero haber provocado en esta persona un poco de reflexión, espero, con mi pregunta, haber hecho que se pusiera pensar por qué las personas realizan ese tipo de actos. Por su mirada y su reacción, era evidente que ni siquiera él sabía la razón de esta acción.

Sé que esta anécdota es sumamente softcore, no se acerca ni un poco a otro tipo de situaciones de carácter más sexual y que dejan a las víctimas sintiéndose avergonzadas e impotentes, pero espero con esto poder instar a las mujeres a alzar la voz cuando se encuentren en una situación así -siempre sin poner su integridad en riesgo, por supuesto-. Cuando alguien les haga algo así en la calle, pregúntale por qué, exígele razones; creo que esa es una de las mejores maneras de erradicar poco a poco la situación de acoso callejero que vivimos las mujeres de forma regular.
A los hombres los invito a, antes de hacer un acto de este tipo, preguntarse  “¿por qué hago esto?” si no hay una razón, los invito a que no lo hagan. Y no, “porque es sexy/bonita/guapa” no es una razón válida. Confía en mí, a ella no le interesa la opinión de un desconocido.

Para información y anécdotas sobre sexismo cotidiano, visita el proyecto @EverydaySexism en Twitter